viernes, 14 de abril de 2017

Autobronceador St Moriz Mousse y Autobronceador Mercadona


¡Pensaba que ya os había hablado de él en el blog!

El caso es que descubrí el autobronceador St. Moriz gracias al canal de Youtube de HappySunnyFlowers, que por cierto me encanta y he visto TODOS sus cuatrocientos y pico vídeos. #LlamadmeFrikiPeroYoCuandoSoyFanSoyFan

Gracias a ella me animé a probarlo y os hice este vídeo, os animo a verlo porque ahí veréis el antes, el después y la aplicación:



¡Es mi autobronceador favorito! Lo compré en la página web de Primor, donde compro todo, porque tienen todo tipo de cosmética y encima, gastos de envío gratis a partir de 20 euros. #NoEntréisPorqueEsUnVicioDeLosGordos

Me costó 8,95 € el bote de 200 ml, ¡que cunde mucho! ¡nunca se acaba!

Dicen que este autobronceador es una copia casi exacta del famoso St Tropez que utilizan las famosas.

St Moriz en mousse tiene dos tonos: Un autobronceador en el tono medium para blancas, y otro llamado dark para las morenas. #YoSoyMedium #PeroNoHabloConLosDelMásAllá

De la marca St Moriz también tenéis este mismo autobronceador pero en loción tipo crema, también en spray, y además una versión súper molona de mousse autobronceador express que dice que según lo tengas 1, 2 o 3 horas puesto, estarás más o menos morena.

Bueno, vamos al tema. El mousse St Moriz en tono medium hay que aplicarlo con guante sí o sí, porque si no, te puedes poner las palmas de las manos finas. #PeroFinasFilipinas #EnPlanMarrónNaranjoso

Por lo tanto, se hace necesario comprar también su guante aplicador que vale 4, 99 euros. Pero tranquis, que el guante solo lo compras una vez en la vida #SiNoTeLoCargasClaro 

¿Por qué nos pone morenas? Porque contiene DHA (derivado de la caña de azúcar) que al entrar en contacto con la piel, produce un efecto bronceado instantáneo. Contiene además aceite de oliva y vitamina E. Una vez aplicado por toda la piel, debes dejar reposar de 4 a 6 horas (o bien toda la noche como hago yo) para que suba el colorcito. 

Supuestamente hay que exfoliar bien la piel en la ducha antes de aplicarse este tipo de productos, pero si os digo la verdad, yo me doy con la esponja normal y ya está. #PaQueOsVoyAMentir

Lo que me encanta de este autobronceador es su fácil, facilísima aplicación gracias a la textura mousse y el guante, también que NO DEJA OLOR RARO A CAFÉ, #MilagroDeLosDeVerdad, ni tampoco te deja la piel pringosa como los que son en crema, y encima el tono que deja no es naranja fosforescente sino un poco más marroncito. Más natural, vamos.




Me encanta también que el mousse sea color marrón, así sabemos dónde estamos aplicando producto, dónde no, dónde hay que difuminar más, y encima eso ya te da un toque de color instantáneo que se parece mucho al que va a resultar después de la espera.

El inconveniente que le veo es que NO puedes mojar para nada tu piel mientras el bronceador está haciendo efecto. No podrás llorar si llevas autobronceador en la cara, o se te quedará, tal cual, la raya de la lágrima #AMíMePasóEso
#NadaDeVerElDiarioDeNoahConElAutobronceadorPuesto

En serio, si te cae una gotita de agua por la piel mientras está haciendo efecto, el autobronceador se irá ahí y quedará  el puntito de la gotita. Entonces es ponérselo y a dormir. 

Otro inconveniente es que en la cara no me acaba de gustar cómo queda. Marca demasiado las pielecitas que puedas tener, cada poro, cada imperfección. En la cara y cuello prefiero autobronceadores en crema, que además hidratan el rostro. Entonces para cara y cuello uso el de Mercadona que os enseño después, y para el resto del cuerpo St Moriz.

A la mañana siguiente, una se despierta morena y guapísima, y solo tiene que irse a la ducha a enjuagar con agua, Y SOLO CON AGUA el autobronceador. Si usas jabón se irá antes. La piel se queda bonita y sin el mal olor típico de los autobronceadores convencionales.

Soy MUY blanca. De verdad, la gente en invierno siempre me hace comentarios sobre mi piel. Me refiero, que soy tan blanca que llama la atención, no es que sea un poquito blanquita. Es un blanco reluciente de los que deslumbra. A mí me parece bonito, (#LlamadmeIlusa) pero en verano me gusta usar autobronceadores para tener color y no dañar mi piel con el Sol.

El autobronceador St Moriz me queda así: (ANTES Y DESPUÉS ) (recordad que partimos de un blanco nuclear)

ANTES


DESPUÉS


Y ahora le toca el turno al autobronceador que uso para cara y cuello, que es el de Solcare de Mercadona. En formato crema hidratante, con sus 250 ml.





A pesar de que tiene 50 ml más que el de St Moriz, ¡se acaba antes!, y es porque el formato mousse cunde mucho más y se esparce mejor que la crema.

El color que deja es más anaranjado que el de St Moriz, pero está bastante logrado para su precio (unos 5 euros)

Se me hace indispensable aplicarlo con una esponja. Si lo aplico directamente sobre la mi cara y cuello con las manos, puedo parecer Valentino al día siguiente. 

Valentino


(#MiHermanaMeLlamaValentinaCuandoMePongoAutobronceador )

Entonces lo pongo en una esponja normal, seca, de las de ducha, que solo la uso para esto, y luego ya con la esponja difumino sobre la cara y cuello. 

Inconvenientes: Sólo lo venden en Mercadona. 
El olor no me gusta NADA. Cuando lo estás poniendo la crema huele rarísimo, y cuando ya ha hecho efecto, tu piel huele a café. Menos mal que lavando con agua y jabón la cara al día siguiente el aroma se va. Este es más propenso a dejar manchas que el St Moriz.

Lo bueno de este autobronceador es que deja la piel súper suave a hidratada, eso sí que me gusta. Contiene vitamina E. Me parece buena relación calidad precio pese a los inconvenientes que tiene (que son los mismos que casi todos los autobronceadores del mercado)

Sobre cara y cuello, aplicado como os digo, queda muy bonito. Y además estaréis hidratando la piel. Lo dejo actuar como el otro, toda la noche. 

¡AH! Cuidado con el efecto manos blancas: Nos estamos lavando todo el día las manos y de ahí se nos va a ir el autobronceador antes. Sólo tenéis que reponer ahí un poquito más cuando os pase.

Y bueno, estos dos son mis favoritos para broncearme. El de mercadona para rostro y cuello y el St Moriz para el resto del cuerpo. De momento, por su relación calidad-precio, son mis imprescindibles para verano. De hecho, estoy más morena que nunca y sin tomar el sol... ¿vosotros sabéis la de arrugas/manchas de envejecimiento que me ahorro? ¡Pues muchas!

No descarto probar el tono dark para bien entrado el verano #AloMejorParezcoBeyoncé
Y tampoco descarto probar el express de esta marca, me llama la atención!

En verano tomaré el sol lo justito y con protección, pero ya no más panzadas al sol por un bronceado, teniendo esta opción más saludable. Y encima teniendo una piel tan blanquita y delicada como la mía!! #HayQueCuidarseChicos 

Espero que os haya gustado esta súper review de estos dos productos que me gustan!



                               Irene Vila




(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com





                     























lunes, 10 de abril de 2017

¡Hoy es un día maravilloso!




Algunos, cuando leáis el título, pensaréis: No no, Irene, te equivocas... No es un día maravilloso: tengo al niño enfermo, mi coche está en el taller y a saber cuándo vuelve, hoy se me ha caído el café encima del portátil y ahora hace ruiditos raros, la suegra se ha levantado más pesada que nunca y quejándose de todo, o me han salido tantos granos que puedo formar la Osa Mayor y la Osa Menor...

Lo sé, ¡Lo sé! ¡Nuestras vidas no son perfectas! Y a vosotros, imperfectos, especialmente os dedico el post de hoy.  Yo os quería contar una cosa... 


Esta mañana estaba rezando en mi cuarto, y le contaba a Dios mis problemas, que por un momento me parecían gigantes, y no hacía más que quejarme...
Entonces , casi como respuesta, me han venido imágenes de la situación que tiene Siria, de los horribles vídeos de niños llorando que nos llegan desde Facebook, de la crueldad en el mundo, de otros países en guerra, de los atentados, de las familias destrozadas...

Y además de que se me ha revuelto el estómago de pena, de pronto mis problemas me han parecido tan pequeños y tan estúpidos... 
Y he rectificado mi oración: Por favor, no me hagas ni caso, ¡soy una desagradecida! ¡No sé lo que tengo! ¡Ayúdales a ellos!

Y es que, de pronto, el día ha pasado de ser mediocre y sin sabor a parecerme un día maravilloso. 

Este es un ejemplo muy pequeñito, de mi día a día, pero he pensado que tal vez nos puede ayudar a relativizar. 

¡Relativizar!

Si ponemos nuestros problemas en una escala, seguro que al principio los pondríamos muy alto, como si fueran problemones! 

Pero después de ver verdaderos problemas, los nuestros nos pueden llegar a parecer ridículos. 




Estoy segura de que muchos tenéis problemas graves, claro que sí, y tenéis mi máximo respeto. 

Pero los demás, los que estamos haciendo el drama queen día sí, día también... no tenemos excusa. Deberíamos estar dando gracias de todo lo que se nos ha dado gratis: familia, amigos, salud, ¡un techo! ¡Una ciudad en paz!

Por todo esto y por mucho más, ¡hoy es un día maravilloso! No puedo dejar de verlo de otra manera, espero que vosotros tampoco. 



Irene Vila



(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com





                     














miércoles, 29 de marzo de 2017

Tiñendo de henna a mi primita




Habíais visto en mis posts resultados de usar henna natural mezclada con agua caliente en mi pelo, pero ¡no os había enseñado cómo queda la henna preparada para ser permanente!

Mi prima llevaba un pelirrojo de tinte muy desgastado, casi rubio. Preparé la henna con ácido (zumo de naranja) ya que así libera más pigmento y se hace permanente, aguanta más en el cabello. 

La dejamos macerando hora y media y después la aplicamos por su pelo, dejándola tiñendo durante 2 horas, y luego a la ducha!

¿Véis qué color más vibrante le ha dejado? Es gracias al zumo de naranja. También podéis usar otro ácido como zumo de limón, de pomelo, vinagre... lo que tengáis por casa. Otras personas le echan infusión de hibisco para hacer un color más fresa. 

El color cambia un poquitín a las 48 horas (la henna se oxida y se oscurece un poquito), por eso recomiendan no mojar el pelo en ese tiempo, aunque yo nunca sigo las instrucciones. 

La caja que utilizamos en la "cobre natural" de Radhe Shyam, que es henna pura (roja). La podéis encontrar en herbolarios o internet. En herbolario a mí me cuesta 4 euros la caja aprox. Utilizamos una caja para su melena. Si tenéis el pelo largo como yo, usad dos cajas.

Lo bueno de la henna es que el color no se desgasta, ni se deslava, ni se te quedan las puntas rubias y sin color a los dos días.
Encima deja el pelo súper reparado, brillante y sano. Te lo mejora. 
Es económica y natural, no dañamos ni nuestro cabello, pulmones, ni nuestra piel como con los tintes químicos.

Si repetimos aplicaciones, la henna va tomando un color más intenso, más rojo y progresivamente más oscuro.

Para conseguir naranjas, se utiliza henna mezclada con Cassia, que es una planta amarilla.

Para conseguir pelirrojos castaños, se utiliza amla, que amarrona la mezcla y encima hace crecer el cabello!

También se utiliza índigo para hacer castaños neutro y negros... es una planta color azul oscuro.

Y lo bien que nos lo hemos pasado juntas! Unas buenas risas nos hemos echado. Es tan bonica :)  <3 

¡Espero que os haya gustado! Nos leemos pronto!!







Irene Vila

(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com





                     















jueves, 23 de marzo de 2017

Experiencia prácticas psicología UNED residencia de ancianos



Quizá soy una sentimental y haya vivido las prácticas de una forma más intensa, pero ¿qué le voy a hacer? Así soy yo.

Acabé todas las asignaturas de la carrera de Psicología en la UNED y empecé las prácticas en día 6 de diciembre, acabando el 22 de marzo. Casi 4 meses estuve en una residencia de ancianos de cinco estrellas en la playa de Valencia, enfrente del mar. 

Os lo cuento todo en el vídeo  con anécdotas chulas, pero también os quería dejar algo escrito a los que os gusta más leer que mirar mi gepeto. 



Elegí una residencia de ancianos a pesar de los comentarios que recibía a contracorriente ("Irene, ¿una residencia? ¿Seguro? Que eso es muy triste...) porque quería probar, y porque pienso que puede ser un sector en auge ya que la población en España está envejeciendo y mucho! Así que puede que en un tiempo tengamos residencias de ancianos por todos lados. #AncianosEverywhere

Tengo que reconocer que fui a las prácticas con una actitud negativa dentro de mí (que si no voy a encajar con el equipo, que si a ver si no se me dan bien los ancianos, que si a ver si no me gusta, que si a ver si voy a estar todo el rato deseando que termine, que si no sé qué, el primer día con unos nervios que pa' qué, ya lo visteis en mis vídeos...) Vamos, todo lo contrario a lo que hay que hacer. Era todo por puro miedo, y porque no tenía ganas de que nadie me sacara de mi rutinita de estudiar, y de mis cosas. #DeVerdadIreneQuéCosasTienes 

A los pocos días de estar allí, ya estaba enamorada perdida de los ancianos, del equipo de compañeros, de nuestro día a día, del trabajo... ¡Y no me lo podía creer! ¡Estaba tan contenta! En la vida me hubiera imaginado que Dios me iba a regalar algo tan bueno como esta experiencia. Claro está que otras personas habrán estado pasándolo mal en las prácticas, que puede que no a todo el mundo le hayan gustado tanto como a mí, o no hayan estado a gusto, pero yo os recomiendo no pensar nada: mente en blanco y al toro, y lo que venga vendrá. 




Durante las prácticas mi tutor de la Uned nos puso unos seminarios online con ejercicios para hacer desde casa y aburrirte un rato. Porque sí, son aburridos. Pero hay que hacerlos para aprobar. Y encima en las fechas que el tutor indica!! Si te pasas de la fecha ya no te pone la misma nota. 

Supuestamente, ir a las tutorías de los miércoles en la Uned nos iba a subir nota de las prácticas, un 15% creo que dijo, era la asistencia a esas clases. Así que os recomiendo ir a todas. Sé que da pereza salir de casa hasta la Uned para solo una horita de clase, pero oye, se pasa volando #YoCreoQueHeIdoATres #MuyBienIrene #QueNadieSigaMiEjemplo 

He estado en dos residencias a la vez: una la de la playa toda la semana, excepto el jueves que me iba a una de Burjassot. 

A la de la playa tardaba una hora en  llegar con el puñetero bus, y a la otra tardaba 20 minutillos en el metro. Lo sé, me tengo que sacar ya el carnet de conducir. Me gustaba más la de la playa, aunque tardara más, porque pasábamos más tiempo con esos ancianos, los conocíamos más y tal. 

Me enseñaron toda la residencia, parecía un palacio de lo grande que es. Es como un hotel. Tienen dos zonas diferenciadas: una para ancianos que se valen por sí solos y están cognitivamente bien, y otra para los que necesitan asistencia.

Tienen médico, peluquería, podología, fisioterapia, terraza con vistas al mar... un lujo vamos! Y por eso la estancia allí valía o bien un ojo de la cara o bien un hígado. 

La Psicóloga que me iba a enseñar me presentó a todo el equipo, y enseguida me aprendí los nombres y sus funciones. La verdad es que con ellos fue una pasada: Me trataron siempre con amabilidad, siempre con una sonrisa cuando me veían, si me tenían que decir algo o corregir, era con respeto y cariño. En ningún momento me sentí incómoda con ellos, ¡todo lo contrario! Y esto era una de las cosas que más me preocupaban. Y mira, me preocupé pa' ná. 


(Os pongo el dibujo que he hecho esta semana para alegrar el post)


La Uned tiene dos opciones: hacer prácticas presenciales durante 225 horas, o bien 180 horas+ algún trabajito. Yo elegí la primera opción porque creo que lo que necesito al acabar la carrera es hacer horas en un sitio donde pueda aprender y lanzarme al mundo laboral. 

Nuestro trabajo como psicólogas allí me pareció muy interesante:
-Nos entrevistábamos con los nuevos residentes que venían a vivir allí y con sus familiares.
-Pasábamos test, sobre todo Pfeiffer y MMSE para determinar el grado de deterioro cognitivo de los ancianos y poder meterlos en un grupo o en otro. 
-Una vez al mes teníamos una reunión multidisciplinar con el resto del equipo para hablar uno a uno de cada residente (eran unos 80 ancianos allí)
-Hacíamos talleres varios días a la semana, para estimular memoria, lenguaje, lectura... y que así nuestros abuelitos no perdieran facultades, sobre todo los que están cursando demencias tipo Alzheimer. 
-Hacíamos cosas de papeleo y burocracia también. 
-Rellenábamos cada día datos en el ordenador y leíamos todo lo que habían apuntado otros profesionales de los ancianos (por ejemplo, el médico puede poner en el programa de ordenador "a las 15 se administró ansiolíticos a Pepita porque estaba muy nerviosa)
-Rellenábamos la lista de asistencia para ver qué ancianos habían acudido a los talleres. 
-Y por último, y una de las cosas que más he disfrutado: Las excursiones con los ancianos, los eventos... en Navidad vinieron varios coros a cantarnos, veíamos vídeos, hacíamos meriendas, fuimos de excursión a ver el Belen del Ayuntamiento, ¡vinieron los Reyes Magos allí! 
En la semana de Fallas hicimos mascletà, una falla, una cremà, tomamos chocolate con buñuelos, y bueno... como comprenderéis son cosas únicas! Y súper especiales! 

En la residencia hay de todo, igual que en esta vida. Hay ancianos pasotas, otros que son pesados, otros que están muy enfermos, otros que están muy sanos, unos están tristes y otros transmiten mucha alegría. Hay ancianos con los que conectas de forma especial y acabas charlando de cualquier cosa! Hay algunos a los que les coges muchísimo cariño, y más después de tantas horas allí. 

Os voy a contar también la parte triste y dura de la residencia, para que no parezca todo color de rosa: 
-Hay ancianos que están muy deteriorados, no pueden ver ni oír y es muy difícil la comunicación con ellos, poder pasarles pruebas. Es duro verles.
-Hay enfermedades MUY desagradables con las que tenemos que convivir allí. Tanto mentales como físicas. Vamos a ver tumores desagradables, enfermedades de la piel impactantes, personas que mentalmente ya no están bien y van a hacer cosas imprevisibles e incluso agresivas... 
-Varios ancianos han muerto durante mi estancia. Desde fuera esto puede parecer solo un dato, pero en estos meses he cocido cariño a mis ancianos, y creedme que uno se pone triste cuando se entera que de repente, esa persona que apreciabas ya no está. Esto sucede una y otra vez en las residencias y hay que estar preparado psicológicamente. 
-Puede que os quedéis afónicos: después de una sesión de taller de memoria con ancianos que apenas pueden oír, ya os digo que os podéis quedar afónicos de los gritos que vais a pegar para que os oigan jajaja 
-Los malos olores: a veces puede suceder que un anciano se haya dejado de cuidar, o se haya orinado encima, y si sois sensibles a los olores ... pues eso. Ellos tienen enfermeras y auxiliares que les ayudan en esto, pero un descuido lo tiene cualquiera. 
-Los ancianos a veces se pelean como si fueran niños pequeños, algunos llegan a las manos. 
-¡Hay que tener mucha paciencia y una buena dosis de alegría!

Como véis, parece que trabajar en una residencia vaya a ser algo aburrido y, para nada. Os prometo que cada día ha sucedido algo emocionante! ¡Cada día! 

He aprendido muchas cosas allí. Además de como Psicóloga, como persona. Después de ver la situación familiar y física de algunas personas, he llegado cada día a casa dando gracias de lo que tengo, todos los días he dado gracias por mi familia, porque estamos todos bien y juntos. 
Me he dado cuenta de la soledad que viven muchas personas, por situaciones diversas, y de lo necesitados de cariño que están. 
Me siento agradecida del trato de mis compañeros y desde aquí os lo pido: sed con vuestros compañeros como ellos han sido conmigo, siempre con una sonrisa y dispuestos a ayudar. 
No pensaba que fuera a hacer amigos allí, pero sí, me llevo también ese regalo.
He encontrado mi vocación como Psicóloga, que son los ancianos, y esto para mí ha sido muy importante. 

La despedida fue muy emotiva! Le equipo me deseó que me fuera bien en la vida y pude dar un abrazo a todos y darles las gracias. 
Pero con los ancianos fue aún más bonito, cuando les di el abrazo de despedida se les saltaban las lágrimas y si ya me habían dicho muchísimas cosas bonitas durante mi estancia ("qué simpática eres Irene, qué guapa, ¿no tienes novio? Hay que ver esta chica cómo nos anima siempre con su alegría. Irene siempre nos convence para ir a los talleres cuando estamos tristes y no tenemos ganas. ") en la despedida me dijeron que me habían cogido mucho cariño, que hay personas con las que, no sabes por qué, conectas más, me dijeron que valía mucho y que iban a decírselo a las supervisoras (jajaja qué bonicos) , que querían que fuera a visitarlos de vez en cuando. Una de ellas incluso me dijo que se conformaba con que le regalara un mechón de mi melena (porque ella siempre estaba tocándome el pelo y diciéndome que le encantaba) 




En definitiva, que casi me hacen llorar de lo monos y cracks que son. Parece que yo les haya dado cariño a ellos y sí, pero de verdad que ellos me han dado un montón de cariño a mí. Yo también les llevo en mi corazón, ha sido un regalo impresionante conocer a cada uno, con sus historias, con su humor, sus bromas, su carácter, sus problemas... ¿hay algo más bello en esta vida? Soy afortunada por haber vivido esto. Ya me estoy poniendo sentimental... #Suspiro

Después de acabar las prácticas, hay que hacer la memoria, acabar los seminarios y listo. 

A mí siempre me están preguntando qué me parece estudiar en la Uned. Me parece estupendo. Hay que sacarle tiempo, ganas y dinero. Me parece una buena formación. Volvería a repetir. 

Me despido recordando con emoción a mis ancianitos de la resi. Espero que os haya gustado esto que os he escrito! Nos leemos pronto!!!!!! 


Irene Vila

(si quieres encargar un cuadro/dibujo personalizado, click aquí)



---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Sígueme!


Canal YOUTUBE    Irene Vila


INSTAGRAM: @iirpel


TWITTER: @iirpel


FACEBOOK: Blog Cienciadeti



E-MAIL: irenecienciadeti@hotmail.com





                     















psicogeriatría, psicogerontología,  a distancia